Collar-de-lantancia-para-que-sirven

Echa un ojo a este post porque vas a aprender qué son los collares de lactancia, cómo utilizarlos, qué beneficios tienen, cómo debes mantenerlos y lo más importante ¿son seguros

Los has visto decenas de veces por Redes Sociales y te pica la curiosidad saber qué son exactamente. Me refiero a esos collares tan chulos que llevan las mamis dando el pecho, el bibe o portean a su bebé. Son los collares de lactancia y te los voy a presentar como merecen. 

¡Empezamos!

 

¿Qué es un collar de lactancia y cómo se utiliza?

Un collar de lactancia es un accesorio con una utilidad y simbología especial, creado para entretener a tu bebé cuando está en tus brazos o en los de papá, mientras toma el pecho o le das el bibe y, además, hacerlo de manera segura.

Puede tener muchísimos nombres y todos se refieren a lo mismo: collar de lactancia, collar de dentición, collar mordedor… 

La realidad es que durante los primeros meses (incluso años) de tu pequeño llevar tus collares favoritos se convierte en algo realmente complicado. Su necesidad de descubrir cualquier pequeño objeto y llevarlo a la boca es algo totalmente instintivo. 

 

Puedes encontrar collares mordedores de diferentes materiales naturales siendo el algodón, la madera y la silicona alimentaria los más utilizados.

Algo que debes tener muy en cuenta es que estos materiales deben ser libres de sustancias tóxicas, ya que van a estar en contacto directo con la boca de tu bebé. 

Es decir, libres de bpa, plomo, cadmio y ftalatos.

 

Bajo mi experiencia de bimami el material que mejor se comporta, el más estético y más funcional es la silicona alimentaria. Este tipo de silicona es antibacteriana y por supuesto está libre de sustancias tóxicas.

Su uso no puede ser más sencillo, lo colocas en tu cuello y dejas que tu bebé experimente con él. Descubrirá sus diferentes texturas, tamaños y colores. Sus piezas atraparán su atención casi al instante.

 

Yo les tengo un cariño especial. Los collares de lactancia que he usado con mis hijas son para mí el recuerdo de una bonita etapa y, además, fueron el primer producto que cree bajo mi marca y por el cual descubrí el mundo de los materiales libres de tóxicos para bebés.

 

Collares de lactancia: para qué sirven y cuáles son sus beneficios

 

Beneficios del collar de lactancia para el bebé y la mamá

Y es que existen muchas razones que hacen del collar de lactancia un aliado para mamás y bebés.

Los beneficios de usar un collar de lactancia son variados y su uso, sobre todo a partir de los 3 meses se convierte en un gran aliado cuando empiezan experimentar con sus manos y a dirigir los objetos hacia su boca.

 

Estimular a tu pequeño

Seguro que te has fijado que si acercas uno de tus dedos a la mano de un recién nacido este rodea tu dedo atrapándolo entre esos minúsculos deditos.

Esto sucede por el reflejo de prensión palmar, cierran la mano de manera instintiva. Es un reflejo presente desde el nacimiento hasta casi los 6 meses de edad del bebé. 

Por esta razón, cuando están tomando pecho, bibe o están en la mochila con mamá tienden a agarrar cualquier objeto cercano. 

 

En muchas ocasiones suele ser la piel con los temidos pellizcos o arañazos (todas sabemos que sus uñas son como cuchillas je, je), el pelo (que además se cae durante el postparto una barbaridad), nuestra ropa, collares y pendientes. El collar mordedor puede convertirse en tu mejor amigo en esos momentos.

 

Asimismo, son un estímulo sensorial perfecto, ayudando al desarrollo de la psicomotricidad fina, a la coordinación mano-ojo y estimulando su vista gracias a los a los colores vivos de las piezas que componen el collar de lactancia.

Les ayuda también a relajarse mientras se alimentan.

 

Aliviar su proceso de dentición

La etapa de la dentición es complicada para la mayoría de los bebés. Las diferentes formas del collar de lactancia ayudan a romper la membrana gingival y aliviar el dolor que les provoca la salida de los dientes.

 

En definitiva, alivia la necesidad de morder asociada al proceso de dentición de tu bebé sin renunciar a su seguridad. 

Un truco: para mayor alivio de las encías, puedes introducirlo en la nevera.

 

Reforzar el vínculo entre el bebé y la mamá

Durante la etapa bebé los momentos de alimentación y porteo son momentos de conexión entre bebé y mamá.

Si, además, aportamos entretenimiento, alivio gingival y evitamos tirones de pelo y pellizcos estos momentos serán mucho más placenteros.

Si lo usas de manera continuada tu bebé puede llegar a reconocerte a través del collar, sobre todo las primeras semanas en las que su visión no está completamente desarrollada.

 

No renunciar a un bonito accesorio

Esto puede parecer algo poco importante, casi banal. Pero, créeme. No lo es.

El postparto, encontrarte de nuevo como mujer (de esto hablaremos largo y tendido) y el no tener tiempo ni de mirarnos al espejo hace que durante, al menos, el primer año del bebé estemos en las últimas en nuestra lista de prioridades.

 

Un collar mordedor o collar de lactancia estético y acorde con tus gustos es lo mínimo que podemos auto regalarnos porque, de mujer a mujer, hemos dado vida y eso nos convierte en semi-diosas y así deberíamos tratarnos ¿no crees?

 

Collar-de-lantancia-beneficios

 

 

¿Son seguros los collares de lactancia?

Debes tener muy en cuenta que tu bebé querrá morder el collar de lactancia, para ello ha sido diseñado. Por tanto, para que el collar de lactancia sea totalmente seguro debe estar fabricado en un material del mismo libre de tóxicos y que cuente con certificados de calidad.

 

Presta especial atención a este aspecto porque, por desgracia, se vende de todo en el mercado y, a menudo, me llevo las manos a la cabeza cuando veo determinados collares.

Y no solo es importante el material del que están compuestos, sino que el collar haya sido sometido a tests y pruebas en un laboratorio independiente que haga constar que se trata de un producto seguro, que las piezas no se desprenden, etc.

 

Por ello, los collares de lactancia Miniaris están compuestos de silicona antibacteriana certificada de grado alimenticio, 100% segura y libre de tóxicos.

Debes de tener en cuenta también el tipo de cordón, que sea superresistente. Todos nuestros modelos poseen un cierre de seguridad que se abre al tirar el bebé del collar para evitar heridas en el cuello de mamá.

Otro punto importante a tener en cuenta es que el collar es de uso adulto, es decir, debe estar siempre en tu cuello cuando vaya a ser utilizado por tu bebé. 

 

No es un juguete, se trata de un accesorio para mamá por lo que nunca debe ser utilizado de manera independiente por el bebé y mucho menos sin la supervisión de un adulto.

Debes tener en cuenta que deben de cumplir las normativas europeas En 71-1:2014 y En 71-2:2011 + A1:2014.

 

¿Cómo mantener los collares mordedores?

El mantenimiento de un collar de lactancia es muy sencillo, simplemente debemos lavar con agua y jabón, aclarar muy bien y dejar secar un ratito al aire.

Como todo objeto en contacto con el bebé debes revisarlo en cada uso y desecharlo ante cualquier pequeño daño.

 

Consejos finales para hacer una buena elección del collar de lactancia

A lo largo de estos años diseñando collares he escuchado a mis clientas ciertas reticencias a la hora de usar los collares de lactancia en general, que he tratado de suplir en mis diseños.

Te los comento:

  1. Pesan demasiado: cierto es que si se trata de un collar con muchas piezas la silicona tiende a pesar y si no estás acostumbrada o tienes molestias en cuello y cervicales puede que no te resulten cómodos. Por ello los collares que puedes encontrar en MiniAris los he diseñado pensando en hacerlos livianos y que prácticamente no notes que los llevas puestos.

  2. Solo me los puedo poner con determinados looks. Este es otro de los problemas que he ido detectando por lo que he intentado crear diseños atemporales y muy fácilmente combinables. Además en algunos modelos puedes directamente personalizar con colores que tú elijas tu collar de lactancia y así adaptarlo a tus colores preferidos o más usados a la hora de vestir.

  3. Se enredan con mi pelo. Esto es algo que me molestó profundamente cuando utilicé mi primer collar de lactancia. Por ello y por el tema del peso antes comentado mis collares tienen un número de piezas adecuado para que no pesen ni se enreden con tu melena, tenga esta la longitud que tenga.

  4. Los collares de lactancia son solo para mamás que dan pecho o lactancia natural: PARA NADA. Como has podido comprobar por todo lo que he ido comentando a lo largo del post, un collar de lactancia está diseñado para ti y para tu bebé independientemente de la forma de alimentación elegida. Los beneficios de un collar mordedor van mucho más allá.

“Un collar de lactancia está diseñado para ti y para tu bebé independientemente de la forma de alimentación elegida”.

Espero que tanto estos consejos como el resto del contenido de este post te haya servido de ayuda para descubrir qué son los collares de lactancia. No obstante, si te ha quedado cualquier duda, por pequeña que sea, puedes dejármela y te contestaré encantada.

 

Y si tú también quieres ayudar a otras mamás que estén pensando en comprar un collar de lactancia, estaría genial que compartieses tu experiencia con estos accesorios en la zona de comentarios. ¿Te animas? 

 

Aquí te dejo una selección de los más populares en la tienda y te mando un abrazo virtual enorme.

http://miniaris.com/venta/collares-lactancia-denticion/

Ir arriba
Abrir chat
1
Hola, soy Lidia, encantada.
¿En que puedo ayudarte?